Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

26/8/13

El Hobbit (J.R.R. Tolkien)

Título: El Hobbit.
Título original: The Hobbit.
Autor/a: J.R.R. Tolkien.
Saga: ---
Editorial: Minotauro.
Traducción: Manuel Figueroa.
Año: 2003 (1937).
Páginas: 352.
ISBN: 8445074857
Precio: 8.50€
¿Dónde puedo conseguirlo?: Casa del Libro
Sinopsis: Bilbo Bolsón es como cualquier hobbit: no mide más de metro y medio, vive pacíficamente en la Comarca, y su máxima aspiración es disfrutar de los placeres sencillos de la vida (comer bien, pasea y charlar con los amigos). Y es que todos ellos son tan vagos como bonachones, por naturaleza, y porque quieren.
Pero una soleada mañana Bilbo recibe la inesperada visita de Gandalf, el mago de la barba gris y alto sombrero, que cambiará su vida para siempre. Con Gandalf y una pandilla de trece enanos, y con la ayuda de un mapa misterioso, nuestro héroe partirá hacia la Montaña Solitaria a fin de rescatar el valioso tesoro de los enanos, custodiado por Smaug el Dorado, un terrible y enorme dragón. Para eso tendrán que superar muchísimos peligros y toda clase de aventuras que Bilbo jamás hubiera podido imaginar y que lo convertirán en el hobbit más famoso del mundo.
Lo que Bilbo no sabe es que el anillo que encontró en el camino será el principio de otra gran aventura... la del Señor de los Anillos. Pero ésa es otra historia, de momento, ¡no te pierdas este fabuloso viaje por la Tierra Media!




Ya era hora. Ya me tocaba. Leticia me lo prestó hace demasiado tiempo, y yo he tardado demasiado en leerlo (releerlo, en realidad). Pero aquí lo tengo, y no lo recordaba ni por asomo tan grande ni tan maravilloso. Aunque, viniendo de la mano de Tolkien, ¿acaso podría ser de otra manera?

Doy por hecho que a estas alturas del siglo XXI sabrás de sobra quiénes son los Bolsón, qué es la Comarca y que la Tierra Media está llena de seres más que fantásticos. Y, si no, te lo digo yo. Aun a riesgo de que hayas visto la película y sepas la historia (gracias, Peter Jackson; ¡gracias!), te comento un poco de qué va todo.
Bilbo Bolsón es un hobbit tal cual, así todo bonachón él, metido en su agujero hobbit, que es la cosa más cómoda que te puedes imaginar. Un día llega Gandalf (el gran y poderoso Gandalf, del que, además, vivo enamorada) y le planta trece enanos en la puerta de su casa: Bombur, Bifur, Bofur, Nori, Ori, Dori, Thorin (¡viva el gran Rey Bajo la Montaña!), Balin, Dwalin, Oin, Gloin, Fili y Kili. ¿Y qué les pasa a estos señores enanos? Pues que el dragón Smaug (el Gran Smaug, el Terrible Smaug, el Dios Smaug) llegó, le prendió fuego a todo lo que pilló y se sentó ahí, encima del oro, a dormir la siesta. Y los pobres enanos ahí están, vagando por el mundo sin hogar y queriendo recuperar lo que es suyo, como es normal.
Así que, sin comérselo ni bebérselo, Bilbo se ve de pronto metido de cabeza en una aventura que le hará atravesar todo el mapa norte de la Tierra Media, y que terminará en Erebor, ante las mismas narices de Smaug.
¿Y qué pasa durante el viaje?, te preguntarás. Pues averígualo tú, querido lector, porque este libro, si va a hacer algo, es enamorarte.

En cuanto al reparto de personajes, prepárate. Sí es cierto que la versión cinematográfica los completa un poco (de esto, si ella quiere, te hablará ya Leticia en su momento), pero eso no significa que no sean igualmente entrañables en el libro. Y cascarrabias. Porque no te olvides de que son enanos, y si los enanos hacen algo es protestar. Protestan por todo: por Bilbo, por el agua, por el camino, por to-do. Pero ahí están, que no puedes hacer otra cosa que quererlos, porque al fin y al cabo son encantadores.
En cuanto a Bilbo, decirte que no vas a encontrar un hobbit más adecuado en la vida. O eso creo yo. Porque tiene un carácter y unas formas, una evolución, que, desde luego, merecen mucho la pena. Es el protagonista más que ideal de esta historia, y es un héroe con todas las letras, si bien a veces se queje (muy justificadamente, además) de lo que le pasa.
El resto del reparto, que no es por ello menos importante, está compuesto por magos, dragones, hombres, elfos y trolls, entre una gran variedad de criaturas. Porque hay más, mucho más, que sería demasiado largo para contar en una reseña como ésta. ¿Lo mejor?, que leas el libro. Así los conocerás a todos y te enamorarás de ellos a tu manera.

La escritura: infantil. Y no en el mal sentido de la palabra, sino en el bueno. Es como si Tolkien te estuviera hablando al oído, narrándote su historia (yo me lo imaginaba así, sentado a mi lado, con su panza y su pipa, echando humo y diciéndome lo que le pasaba a Bilbo). Porque lo que no podemos olvidar es que El Hobbit es una historia que Tolkien escribió para sus hijos. Lo cierto es que, a medida que avanzaba el libro, me imaginaba más y mejor la escena de una madre con el libro abierto entre las piernas, leyéndoselo a dos niños muy pequeños que quieren oír historias antes de dormir. Todo magia, vamos. Se nota que está hecho con cariño, con mucho amor. Con mucho sentimiento.

¿Conclusión de todo esto? Léelo. O léeselo a tus hijos, o a tus sobrinos, o a tus nietos. A quien quieras. Porque no sólo ellos disfrutarán como niños que son, sino que tú volverás a serlo. Y porque, además, te servirá para viajar por la Tierra Media; que, te aseguro, es un lugar más que idóneo para pasar tu tiempo.


4 comentarios:

  1. Aparte de alegrarme increíblemente porque al fin lo hayas leído, me ha encantado la reseña. Gracias <333333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo devolveré en cuanto te vea. Gracias infinitas a ti por prestármelo ♥

      Eliminar
  2. Un libro regenial y recomendable totalmente, no hay mas que decir, Tolkien es muy conocido... Excelente reseña, felicidades (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Michael *.* Sí, Tolkien es muy conocido y totalmente admirado. Y, si no, que se lo digan a Leticia...

      A ver cuando tengo algo de tiempo y le meto mato a El señor de los anillos ;)

      Eliminar