Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2/4/15

Cenicienta

Ya que parece estar muy de moda y que a mí estas ñoñadas me encanta Y KENNETH BRANAGH, y que, para qué engañarnos, llevaba muchísimo tiempo esperando esta película, decidí meterme en la sala de cine de cabeza a la primera de cambio.



Mejor me voy a bajar del caballo del hype para contaros esta película, porque podría empezar a decir cosas maravillosas y no acabar. Pero, a pesar de que esto es una reseña, me gustaría que fuerais al cine un poco como yo: sin concepciones previas, con la cabeza vacía y a esperar.

Ella es una niña que ha crecido en una casa llena de amor. Su padre, su madre y ella conforman un conjunto magnífico y perfecto de armonía y familia utópica trascendental a la que todo el mundo envidia. Pero todo tiene un final, y llega un momento en el que la madre de Ella cae enferma. Antes de morir, hace a su hija prometerle que siempre será generosa y valiente, basando su vida en la honradez y las buenas voluntades. El caso es que su padre enviuda; ha de buscar otra esposa. Y aquí es donde entra en juego una soberbia Cate Blanchett, que es una de las delicias de la película.



Y ya, pues lo típico. La historia os la sabéis, ¿verdad, queridos lectores? Ella se convierte en criada de la casa, su madrastra es mala y desconsiderada y la explota; ella cumple, quiere ir al baile, le rompen el vestido, llega el hada madrina, se le cae el zapato... etc. En eso no me voy a enrollar, porque creo que todo el mundo conoce esa parte. Quiero hablaros de lo nuevo, de lo que me encantó.

Lo primero que tengo que nombrar es Lily Evans, de la que he escuchado de todo y a mí me pareció encantadora y mágica en todo momento. Vale que no partía de cero, porque soy una fan incondicional de Downton Abbey; pero es que no podía evitarlo: me parecía perfecta para el papel. Y después, para colmo, estaba Richard Madden ahí, que era perfecto, alucinante, terriblemente embriagador y con una sonrisa que me hacía preguntarme seriamente cómo ella podía seguir encima del caballo. Yo me habría tirado a sus pies al momento. Todo esto culmina con Helena Boham Carter como el hada madrina. Bueno, vale, lo mismo era ya un poco de relleno de más de actores famosos. Pero, como estaba demasiado obnubilada por la magnificencia del vestido (al que, prometo, antes de ir al cine no quería ni en pintura por el color que había escogido), me dio hasta igual.



No hay canciones, es cierto, pero sí que hay mucha esencia. A mí, personalmente, me ha parecido de lo más encantadora. Además, me alegro enormemente de que se realice a estas alturas, con esa tecnología que tenemos ahora que lo hace todo mucho más posible y más real. Esta película, hace unos años, no habría sido lo mismo.







PORQUE, ADEMÁS, NO HABRÍA ESTADO ÉL. DIOS, MIRADLO.







9 comentarios:

  1. Me encanta este tipo de películas y tengo muchas muchas ganas de verla!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues mira a mí veste actor ni fu ni fa, lo veo el típico actor guapo sin más, pero la pelo me llama muchísimo!!! Era uno de mis cuentos/pelis de Disney favoritos.

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero verla pero Dani no, y no quiero ir sola Y.Y

    ResponderEliminar
  4. No soy muy del mito de Cenicienta, pero lo cierto es que la película no tiene mala pinta para ser lo que es.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Me muero por ver la película, tiene que ser genial.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. A mi también me gustan este tipo de pelis así que seguro que la veré tarde o temprano :D

    ResponderEliminar
  7. Este finde iré a verla seguro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar