Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27/3/13

DMC: Devil May Cry

Título: DMC: Devil May Cry.
Título original: DMC: Devil May Cry.
Género: Acción.
Compañía: Capcom.
Saga: Devil May Cry.
Soporte: PS3, Xbox360, PC.
Probado en: PS3.
Año: 2013.
Precio: 56.95€ (PS3, Xbox360); 36.95€ (PC).
¿Dónde puedo conseguirlo?: GAME
Sinopsis: Explora el renacimiento de Dante y ábrete camino a través de Limbo City, en una aventura en la que deberás aniquilar a los demonios que amenazan con controlar a la humanidad. Enfréntate a tus demonios.





DMC: Devil May Cry supone un renacimiento de la saga que tanto conocemos y amamos. Y con renacimiento quiero decir eso; que todo empieza otra vez. Desde el aspecto de los personajes hasta detalles de la propia historia, este nuevo DMC nos ofrece una nueva visión del mundo de los demonios, con nuevas pinceladas que lo diferencian y a la vez acercan tanto a aquellos cuatro juegos que tanto nos fascinaron (y nos fascinan).

La trama ha cambiado en ciertos detalles. Si antes Dante era hijo de una humana y un demonio (Sparda, claro), ahora lo es de ángel y un demonio, lo que le convierte en un néfilim, híbrido entre las dos razas. Esto nos supone un arsenal maravilloso de armas poderosas y vistosas, pero ya no sólo limitados al lado demoníaco, sino también a un lado angelical que nos da otras mejoras. En general la historia ha variado, aunque se mantiene la esencia de DMC sin mayor problema. Tenemos por ahí a Mundus, que nos toca las narices para no variar mucho. Y no te preocupes por ver a Dante moreno, que, primero, eso se soluciona y, segundo, terminas más que acostumbrado.

En cuanto a la jugabilidad, paciencia con hacerte a los controles, querido lector. Han cambiado de manera general (los combos ahora se hacen de manera distinta; hay un uso mayor de los gatillos), pero, tranquilo, que merecer la pena, la merece. Tampoco tardarás mucho en adaptarte, también te lo digo. Y no te preocupes por la estética: sigue siendo tan impresionante como de costumbre, sino más. No te encierres en la idea de conseguir todas las opciones alternativas (liberación de almas, recoger llaves y abrir puertas); si una te parece imposible, es que por esa parte del juego lo es. Necesitarás mejoras posteriores para poder acceder a ellas (y te digo esto porque a mí me pasó; si me propongo conseguir algo, lo hago, aunque me cueste cuarenta minutos delante del acceso sin poder hacer prácticamente nada). El abrir las puertas también te recordará a pasados DMC y sus misiones alternativas. Algunas son realmente duras, porque las condiciones son algo extremas, pero, imagino, ya sabes la satisfacción que da lograr algo tan difícil. Y más cuando aparece el iconito de: LOGRO DESBLOQUEADO.

Otro detalle a tener en cuenta es el combate. Ahora para luchar contra los demonios no vale con estar en el plano real, sino que se nos traslada al Limbo, donde tendrás tiempo de repartir todas las tortas que te dé la gana. Esto recuerda un poco al sistema de Bayonetta

Bueno, y te preguntarás, ¿y Vergil qué? Pues está ahí, claro. Y es sublime, por supuesto que sí. Mi recomendación es que te hagas, tarde o temprano, con el DLC (La caída de Vergil) que te permite manejarlo. No tienes doble salto (y lo echarás de menos) y para mi gusto la animación en los vídeos es un tanto limitada, pero la jugabilidad es estupenda y los combos de este hermano gemelo, para no variar, son realmente soberbios.

No puedo despedirme de algo así sin nombrar el tema del doblaje. Es cierto que en un principio me resultó algo molesto, ya que estaba más que acostumbrada a jugar los anteriores en versión original con subtítulos, pero, si somos objetivos, no está tan mal. Y sí, Phineas es Abraham Aguilar; aunque imagino que te sonará más por ser la voz de personajes como Bender (Futurama), Krusty el payaso (Los Sipmson), Sayid (Lost) o Milton (The Walking Dead).

En resumen; gástate el dinero, que merece la pena. Sobre todo si te han gustado las anteriores entregas de la saga. Vale que quizá tenga algunos cambios... pero si partes de la base y asumes la concepción de que es "algo nuevo", es muy posible que te lleves alguna sorpresa, y es más posible aún que sea hasta agradable.

Pros: 
* Aunque hay algunos cambios, la esencia es la misma.
* Han respetado los nombres (de armas incluso).
* Se le da más protagonismo a otros personajes que antes apenas mencionaban por encima (Eva, madre de Dante y Vergil).
* El apartado gráfico, obviamente, ha mejorado.
* La trama sigue siendo interesante. Y en esto hay que reconocerle el mérito a Capcom, que arriesgó mucho con este nuevo lavado de cara.
* La música, como siempre, muy acorde.

Contras:
* Como he dicho, al final terminas acostumbrándote al doblaje, pero me habría gustado que, al menos, tuviera la opción de elegir.
* Al principio cuesta un poco acostumbrarse al manejo de Dante.
* Los vídeos del DLC. Se nota que no quisieron hacer un juego nuevo (cosa que prácticamente sí pasó en la anterior opción que nos daban en DMC3 en su Edición Especial), y, creo, por ello no invirtieron mucho en los vídeos. Para mí esto ha sido un error.
* El Limbo puede hacerse algo repetitivo.

Más que aceptable; Capcom tenía mucho que perder y la jugada le ha salido bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada